Editorial

Consejo Editorial

DAM, UNA NUEVA PUBLICACIÓN PARA EL DEBATE

Hace ya algunos años comenzamos a debatir la conveniencia o no de sacar a la luz una revista de Arqueología Medieval. Al contrario que en otros países, estábamos convencidos que en España no había una publicación que recogiera los debates que surgían en nuestra disciplina. Existen, eso sí, numerosas publicaciones periódicas, algunas de nivel elevado, en las que aparecen trabajos referentes a nuestra materia, pero no hay propiamente ninguna, al menos con la regularidad necesaria, que se dedique específicamente a la Arqueología Medieval en su conjunto.

Curiosamente, por el contrario, han visto la luz algunas que recogen temáticas importantes y específicas, como, por ejemplo, la Arqueología de la Arquitectura, de tan amplia audiencia en nuestro campo de trabajo, hasta el punto de considerarla una materia prácticamente obligada. Es, aparentemente, una paradoja que, sin embargo, se puede explicar con cierta facilidad. La proliferación de técnicas de aproximación a los vestigios arqueológicos medievales, más que necesaria, a veces suele ocultar la necesidad de debates generales y, en cierto modo, más profundos.

La idea de una publicación, que se quería denominar inicialmente Revista de Arqueología Medieval (RAM), fue convirtiéndose en otra en la que se deberían de dar cabida a los grandes debates de la Arqueología Medieval, historiográficos y metodológicos, porque considerábamos imprescindibles agruparlos y promoverlos. De esa manera, casi de forma insensible, cambió el nombre y pasó a denominarse Debates de Arqueología Medieval (DAM).

Al principio barajamos la posibilidad de que viese la luz en papel impreso. No tardamos en darnos cuenta, sobre todo teniendo en cuenta la experiencia en los portales que están a nuestro cargo, de que era preferible que apareciese en formato digital, legible en la red. Tal vez en el futuro se pueda publicar en papel, pero es un tema que ha dejado de preocuparnos.

Como queda dicho, al editar algunas páginas webs, más allá de las propiamente académicas, que recogen noticias y textos esencialmente divulgativos, especialmente dos de ellas (www.arqueologiadelpaisaje.com y www.arqueologiamedieval.com), queríamos dar un salto cualitativo que permitiese ofrecer una publicación on line más especializada y densa, sin perder el carácter de debate que consideramos imprescindible en ésta como en otras ediciones. Por eso la dirección que hemos elegido da a entender que es una derivación de arqueologiamedieval, que cuenta con más de 20.000 visitantes diferentes al mes. La dirección web elegida es: www.arqueologiamedievaldebates.com.

Madura ya la idea, el grupo de investigadores, especialmente de las Universidades de Granada y Murcia, que la estábamos alumbrando y sobre cuyo alcance discutíamos, tuvimos siempre claro que no debía tratarse de una publicación estrictamente académica. Buscábamos, eso sí, un rigor científico, que creemos que es inexcusable, pero abríamos DAM al debate general.

Por desgracia, hemos tenido que incluir al inicio de nuestra revista un In Memoriam a Tiziano Mannoni, uno de los pensadores más innovadores dentro de nuestra especialidad, fallecido en este año presente. Claudio Capelli, uno de sus discípulos italianos, y Juan Antonio Quirós, arqueólogo español próximo a la cultura arqueológica italiana, han trazado su semblanza.

La parte central se refiere a un tema esencial para debatir, con estudios teóricos o con análisis de casos concretos. En este número inicial hemos seleccionado las aportaciones de Catarina Tente, de la Universidad Nova de Lisboa, de Sonia Villar y Luis Martínez, de la Universidad de Granada. Tratan de la Arqueología del Paisaje y de los asentamientos. Estas cuestiones, desde nuestro punto de vista, necesitan una discusión en profundidad que arroje luz y no confusión, puesto que la mezcla de técnicas de trabajo, con frecuencia, evita el debate en profundidad tanto de la manera de analizar los asentamientos en un paisaje que va evolucionando y que incluso los transforma, como de la necesidad de su conservación en medios que cambian a veces de manera muy radical. Un cuarto trabajo se ocupa, dentro de otra temática bien interesante, de la cerámica hallada en el teatro romano de Cádiz. Son autores Verónica Sánchez, Macarena Bustamante, Francisco Cavilla, Alicia Arévalo y Darío Bernal.

Una larga entrevista realizada por el director de esta publicación en Italia a Sauro Gelichi abre este apartado que consideramos importante en nuestra concepción de DAM. El Profesor Gelichi, ordinario de Archeologia Medievale de la Università Ca’ Foscari de Venecia, es sin duda uno de los arqueólogos medievalistas de más prestigio en Europa. Su experiencia está convenientemente contrastada en su país y fuera de él. Ha desarrollado proyectos de indudable interés, tanto desde una perspectiva teórica, como técnica. La conversación, pues debe considerarse como tal, creemos que alcanza un nivel elevado y estamos seguros que abrirá discusiones y debates nuevos. Esta sección tiene para todos nosotros un interés especial, porque creemos que es una buena forma de aproximarnos a un conjunto de ideas que se pueden ordenar en sistemas de pensamiento. En números sucesivos irán apareciendo otras que ya hemos realizado o tenemos previsto hacerlas, en las que no sólo incluiremos arqueólogos medievalistas, sino también historiadores y especialistas en otras materias que convergen en la necesidad de dotar a la Arqueología Medieval de un cuerpo teórico más amplio y en una metodología más desarrollada.

Un amplio apartado va dedicado a los proyectos que se están llevando a cabo en los tiempos presentes en España. Evidentemente no están todos, ni siquiera aparece el que venimos desarrollando con el título La ciudad de Madinat Ilbira. En este caso concreto se debe a que esperamos ofrecer una visión extensa de la investigación en marcha en nuestro próximo número. De todos modos los que se recogen ahora son una muestra suficientemente representativa y señalan el nivel que está alcanzando la Arqueología Medieval en España.

Por último recogemos reseñas sobre las obras que consideramos más notables. Eso quiere decir que nos haremos eco a partir de este número y en los sucesivos de aquellas publicaciones que creemos que pueden tener un mayor peso específico. Será la decisión colectiva del comité de redacción y del comité científico la que dicte los criterios y aconseje los trabajos a reseñar.

Años de discusiones intensas, más de doce meses de trabajo ininterrumpido han hecho posible que DAM vea la luz. Nuestro reconocimiento a los comités de redacción y científico que sostienen nuestra publicación. Un agradecimiento muy sincero a Atrio. Arquitectura web, empresa que ha querido responsabilizarse de la edición digital y de su comercialización, según las normas que aparecen al final de nuestra revista.

Esperamos que DAM no sea una publicación sin pulso y llena de vicios académicos, sino que esté al servicio de todos, siempre que se tenga algo que decir y se quiera debatir.

La Arqueología Medieval necesita foros que no sean autocomplacientes, sino que permitan discusiones y debates profundos. Pretendemos que sea así en unos tiempos de crisis que nos obligan a pensar constantemente qué es lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Consejo Editorial de la revista DAM